*

NOTICIA

Cuatro ideas de inversión para triunfar en 2014

02 Abril 2014 | 11:52

Expertos de AXA, Aviva, Alken y Tressis debaten sobre estrategias ganadoras para este ejercicio, que auguran bueno para la bolsa. Si bien, avisan de que será difícil repetir las rentabilidades del año pasado

Bolsa europea. Con matices o sin ellos, este activo se encuentra en el centro de las estrategias de muchos gestores y estrategas de mercado. La última oportunidad para comprobar el interés que suscita la renta variable del Viejo Continente fue el encuentro organizado por Tressis en Valencia ayer, donde intervinieron expertos de Axa, Aviva y Alken.

Víctor Alvargonzález, director de inversiones de Tressis, explicó que la eurozona parece “haber tocado fondo” y ya está iniciando un “crecimiento moderado”.

Por eso, recomendó adquirir renta variable europea antes de que la economía termine de despegar, para aprovechar todo el potencial de subida junto con la mejora económica.

Pero hay más motivos por los que Alvargonzález recomendó este activo, por encima de otros que también le gustan como la renta variable americana: “¿Por qué nos gusta Europa incluso más que Estados Unidos? Porque en Estados Unidos quedan noticias positivas por venir pero, de momento, ya están descontadas. En cambio, Europa ha quedado como un erial”, dijo.

“Europa es donde creemos que se puede ganar más dinero, porque venimos de abajo, porque está más barata, Como salga del agujero, Europa subirá un 20%-30%”, según el director de inversiones de Tressis SV.

No obstante, Alvargonzález explicó que Europa no está exenta de riesgos. De hecho, es la latitud donde “hay más que ganar, pero donde también hay más riesgos”, según Alvargonzález, quien citó la complacencia política, los errores del BCE y la “Europa a dos velocidades”, entre otros problemas concretos.

En todo caso, dado que la bolsa “corrió” de una manera considerable durante el pasado ejercicio, el director de inversiones de Tressis recomendó aprovechar las correcciones que generarán la inestabilidad en los países emergentes y China para entrar en renta variable europea y también americana, la otra gran región que le gusta en los momentos actuales.

Los representantes del sector de fondos de inversión presentes durante el encuentro celebrado en Valencia coincidieron con Tressis en señalar la renta variable europea como uno de los activos ganadores del 2014. En ese sentido, cada gestora propuso un par de productos para sacar provecho de ese activo. Desde Alken, Isabel Ortega, socia y directora de ventas, propuso Alken European Opportunities y Alken Absolute Return Europe, dos fondos de renta variable europea con un modelo de gestión basado en el “stock picking” (o selección de valores, en español).

Beatriz Barros de Lis, directora general para España y Portugal de AXA Investment Managers, sugirió un fondo de renta fija y otro de renta variable europeos: El AXA IM FIIS Europe Short Duration HY está centrado en renta fija de alto rendimiento o “high yield” de corta duración, cuyo atractivo radica en que disfruta de las altas rentabilidades propias del “high yield”, pero reduce el riesgo y la volatilidad debido a la maduración corta.

El segundo fondo que propuso Beatriz Barros de Lis fue el AXA WF Framlington Europe Small Cap, de renta variable de pequeñas y medianas empresas europeas. Barros de Lis defendió a estas empresas de reducido tamaño, tradicionalmente ignoradas por los inversores, debido a que se han fortalecido con la crisis. Según dijo, en estos momentos “el consenso estima un crecimiento de los beneficios por acción para el segmento de las pequeñas y medianas compañías del 23%, frente al 15% de las grandes compañías”.

Por parte de Aviva, Alfonso de Benito, director de inversiones y gestor del fondo Aviva Fonvalor; y José María Díaz Vallejo, gestor del fondo Espabolsa, explicaron que la política de su empresa es la de la preservación de capital y la apuesta por grandes compañías en el largo plazo, sin gran rotación en las carteras.

En ese sentido, los dos fondos se caracterizan por aguantar dignamente los periodos bajistas o laterales de la bolsa, aunque a veces queden algo relegados cuando se produce una subida sectorial muy fuerte.

Pero más allá de la renta variable europea, Alvargonzález recomendó complementar esta estrategia de inversión con otras ideas:

En primer lugar, propuso comprar bonos europeos para aprovechar el entorno desinflacionista de la zona euro, con vistas a que el BCE se decida finalmente a emprender una política monetaria más agresiva. Alvargonzález también recomendaría comprar dólares americanos, si el BCE adopta esas medidas más audaces.

Por último, y sólo recomendado a inversores con elevada tolerancia al riesgo, el director de inversiones de Tressis propuso comprar deuda en moneda local de países emergentes. “Todavía no es el momento, pero esta idea puede ser un chollo, hay que tenerla en el radar”, explicó.