*

NOTICIA

¿Dónde estarán las oportunidades en Banca Privada este 2015?

09 Marzo 2015 | 11:28

Para los inversores, 2015 será un año más difícil que el ejercicio que hemos dejado atrás. Es el consenso de los expertos en el III Encuentro de Banca Privada organizado por INVERSIÓN & Finanzas.com. «Parece que siempre decimos lo mismo», reconoció durante su intervención Sebastián Velasco, director general para España y Portugal de Fidelity Worldwide Investment. Pero los demás ponentes coincidieron con él en apoyar un mensaje más cauto teniendo en cuenta el contexto político y monetario actual. 

«El crecimiento va a ser menor y desigual geográficamente, a lo que se unirán los temores de deflación», añadió Velasco. Para el experto de Fidelity, la mejor imagen sigue estando en Estados Unidos. Para este ejercicio siguen sobreponderando la renta variable, «aunque menos que en el anterior año». En Europa, el riesgo político sigue siendo el gran viento en contra de sus mercados y este año las dudas llegan desde dos frentes: Grecia y el conflicto aún abierto entre Rusia y Ucrania.

En este sentido, Ignacio Rodríguez Añino, director general de M&G Investments, defiende que ahora nos encontramos en «un mundo dominado por los bancos centrales». Son las medidas de estas instituciones las que han propiciado un mercado que se mueve al son de sus decisiones. Así, en Estados Unidos deberemos estar atentos a la subida de tipos de la Reserva Federal, aunque, como apunta Rodríguez, la curva de renta fija norteamericana apunta a enero de 2016 como la fecha clave. Conseguir rentabilidad

Precisamente es en renta fija donde los inversores van a tener más dificultades para encontrar rentabilidad. «Los más conservadores obtendrán una rentabilidad nula, o incluso negativa teniendo en cuenta los niveles de inflación, si no quieren asumir algo más de riesgo», sentenció Rodríguez. En similar línea se mostró Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA Investment Managers, sucursal en España. La experta reconoció que las oportunidades de inversión «siguen ahí», pero son cada vez más difíciles de encontrar. 

«Quien quiera rentabilidad tendrá que profundizar en el espectro de riesgo», concluyó. Para ello, destaca la labor de las gestoras de fondos de inversión por su papel en la creación de herramientas que facilitan el acceso a estos nichos. Si bien antes una rentabilidad del 4 por ciento se podía conseguir fácilmente con un depósito, ahora los expertos coinciden en señalar los bonos high yield como la única vía alternativa. «Creemos que las compañías están más sanas que muchos países», argumentó Rodríguez, quien no obstante alertó a los oyentes de la volatilidad intradía.

¿EEUU O EUROPA?

La renta variable sigue siendo la gran apuesta para este año, pero los inversores siguen pididos entre Europa y Estados Unidos en el rally por la rentabilidad. Por su parte, desde Fidelity siguen apostando claramente por Wall Street, pero Carla Bergareche, directora general en España y Portugal de Schroders, reconoce que están girando sus carteras hacia un sesgo más europeo. Aunque está de acuerdo en que la desaceleración de crecimiento no será igual, nota que la visión general de Europa es «muy pesimista». Algo que no ve justificado ya que, en su opinión, el beneficio de la caída de los precios del petróleo en el consumo aún no se ha descontado en las perspectivas de crecimiento de los analistas. Así, afirma que los efectos del QE europeo «se van a notar» y aún ve oportunidades en momentos de volatilidad, «sobre todo a través de la gestión activa». Pese a su optimismo, no peca de ingenuidad. «No podemos dejar de tener en cuenta el riesgo político», resaltó. 

Cuando el consenso apunta a un crecimiento más débil, los mercados emergentes parecen caer en el olvido. Bergareche reconoce que sigue prefiriendo los países desarrollados, si bien las valoraciones en emergentes «son más atractivas». La fortaleza del dólar, apunta, junto con la inminente subida de tipos en Estados Unidos son los dos vientos en contra de estos mercados, tal y como ya se vio el año pasado. «Normalmente cuando el dólar es fuerte, hay oportunidad», añadió Rodríguez. El experto de M&G señala que los bonos high yield emergentes han subido del 7 al 10 por ciento su rentabilidad desde 2014 «sin que haya habido cambios estructurales negativos en las empresas». Así las cosas, Barros de Lis recomienda apostar por los fondos de inversión que ofrezcan una exposición a todo el espectro de riesgo, «porque pueden ir allá donde estén las oportunidades».

QUÉ DESTACAN LOS EXPERTOS

Sebastián Velasco, director general de España y Portugal de Fidelity WI: «Este año será más difícil que el anterior. El crecimiento global se va a ralentizar aunque la mejor imagen sigue estando en Estados Unidos».

Ignacio Rodriguez Añino, director general de M&G Investments: «Con los tipos de interés en mínimos y la baja inflación, los inversores conservadores van a obtener rentabilidades nulas e incluso negativas si no adoptan algo de riesgo».

Carla Bergareche, directora general en España y Portugal de Schroders: «El efecto de la caída de precios del petróleo en el consumo aún no se ha descontado en las previsiones de crecimiento. Hay que ser más optimistas».

Beatriz Barros de Lis, directora general de AXA IM, sucursal en España: «El inversor que quiera rentabilidad en renta fija deberá buscarla en bonos high yield. Las oportunidades están, pero son más difíciles de encontrar».

* III Encuentro de Banca Privada

Patricinadores: FIDELITY Worlwide Investment, M&G Investments, SCHRODERS, AXA Investment Managers. 

Coche Oficial: BMW

Partner académico: IEB