*

NOTICIA

El ahorro ha sido muy maltratado en este país

04 Mayo 2015 | 17:31

Eduardo Ramírez socio de Cuatrecasas, Gonçalvez Pereria ha señalado que  la última reforma fiscal ha tenido un aspecto positivo ya que se han rebajado los tiops de la renta, pero ha sido insuficiente en patrimonio al no abordar el impuesto sobre el patrimonio y el impuesto de sucesiones y donaciones que a su vez están cedidos a las ccaa. Un aspecto criticable es que ha sido “insuficiente en el ámbito previsional. Por su parte, Rafael García Llaneza, socio de Uría Menéndez, también critica la última reforma puesto que aunque se han bajado los tipos teniendo no se ha buscado incentivos al ahorro a largo plazo, reduciendo los incentivos, por ejemplo, en planes de pensiones.

Jorge Moreira, socio de Garrigues, ha señalado que de las medidas más valoradas en el proceso ha sido los SIALP, a largo plazo, al quedar el rendimiento exento de tributación.

Durante la ponencia se ha puesto de manifiesto que la reforma fiscal ha tratado muy mal los productos de ahorro de previsión social. En ese sentido, Ramírez señala que la fiscalidad no tiene valor para el ahorro a largo plazo, ya que las sucesivas reformas crean un entorno e inseguridad jurídica y señala que la tributación final debería ser una tributación no peor a la de fondos de inversión. 

Rafael García Llaneza aclara que no hacía falta introducir en planes de pensiones ventajas de liquidez porque ya existe, mientras que Moreira destaca como elemento fundamental para una inversión el diferimiento fiscal, por su parte, Eduardo Ramírez está en contra de los regímenes fiscales específicos por producto y evitar tipos de ahorro diferentes, fuera del mercado, que no fueran superiores al 20%, y guiarse por productos con las siguientes características: plazo, liquidez, rentabilidad y gestión