*

NOTICIA

Solo la seguridad jurídica puede frenar el cierre de sicavs

04 Abril 2017 | 14:01

Banca Privada 2017 30/03/2017 - 16:42 Esther García López   El posible aumento de tributación de las sicavs demandado por todos los partidos políticos españoles ha hecho que en 2016 el número de sociedades de inversión de capital variable cayera cerca del 10 por ciento y que se ponga en tela de juicio su continuidad en España. Y su futuro en nuestro país ha sido el tema central del último coloquio de Banca Privada 2017, moderado por José Miguel Maté, miembro de la Junta Directiva de EFPA España, en el que participaron Carlos Aso, consejero delegado de Andbank; Ana Figaredo, directora general de Lombard Odier, y Francisco Gómez-Trenor, director general de Mirabaud. Los tres ponentes coincidieron admitir que solo la seguridad jurídica podría poner freno al actual cierre de sicavs e impulsar la apertura de otras nuevas y que la fuga de este capital hacia sociedades de otros países como Irlanda y Luxemburgo supondría una pérdida importante para la economía española. También pidieron a nuestros políticos "sentido común" para evitar tomar medidas erróneas respecto a las sicavs de las que puedan arrepentirse y recomiendan a sus clientes que mientras el Gobierno no 'actúe' sobre estas sociedades es mejor dejarlas como están y "no mover ficha". Para Carlos Aso las dudas sobre la continuidad o no de las sicavs se deben a la incertidumbre generada por los partidos políticos sobre este producto de inversión antes de las últimas elecciones generales, que "frenó el buen ritmo de crecimiento que tenían". No obstante, aún tiene esperanzas de que no se tomen medidas sobre su tributación, ya que "después de todo lo dicho por los políticos todavía no han acometido ningún cambio y espero que se hayan dado cuenta de que se trata de un buen producto de inversión para la economía española". Ana Figaredo es de la misma opinión. "La inseguridad jurídica y la mala imagen que tienen las sicavs en los medios de comunicación ha perjudicado a estas sociedades. Tienen muy mala prensa cuando son un buen producto de inversión". Francisco Gómez-Trenor informó de que "es la primera vez en la historia que todos los partidos atacan de manera visceral y pública a un instrumento financiero y esto no se acaba de entender". En su opinión, "tenemos que ser capaces de explicar que una sicav es un vehículo de inversión colectiva transparente y regulado". Los tres expertos recomiendan a sus clientes que no tomen medidas respecto a sus sicavs y que las dejen como están hasta que el Gobierno se pronuncie sobre ellas, ya que puede que no haga nada. Según Carlos Aso, "nuestra política es esperar a ver cómo legislan porque proponer alternativas prematuras podría ser contraproducente para el inversor". Considera que "todo parece indicar que no va a haber ningún cambio".