*

NOTICIA

La empresa familiar ha utilizado su músculo financiero en los años duros

22 Mayo 2017 | 10:49

18/05/2017 - 12:40 La empresa familiar es clave en el tejido industrial y productivo de la economía española. Pero como todas las compañías, no ha sido ajena a la crisis económica. Sin embargo, el atasco de la economía ha puesto de relieve la capacidad de la empresa familiar para salir adelante, y ha desvelado más casos positivos que negativos, obligando a las compañías a internacionalizarse, a adoptar nuevos modelos de gestión sin perder de vista la visión de las anteriores generaciones y manteniendo los valores y la ética hicieron prosperar a la empresa familiar. En algunos casos, la transición ha sido dolorosa pero en otros muchos, la ilusión de los empresarios y la fuerza de los valores transmitidos de generación en generación, además del músculo financiero propio, han permitido a la empresa familiar superar las adversidades. Estas son algunas de las conclusiones expuestas hoy en el 'Foro Patrimonia' de Gestión integral del patrimonio familiar, organizado por INVERSIÓN & Finanzas.com y patrocinado por Andbank, con la colaboración de la Fundación NUMA y ADEFAM. Moderado por Rafael Rubio, presidente del Consejo Editorial de INVERSIÓN, el primer debate ha girado sobre la adaptación de la empresa familiar a la crisis, una coyuntura en la que "las ventajas competitivas de la empresa familiar se han demostrado tremendamente útiles", según ha explicado Alfonso Chiner, colaborador científico de la cátedra de Empresa Familiar del IESE. Es cierto que la crisis ha acelerado los procesos de sucesión en la empresa familiar, lo que ha supuesto tener que consensuar la visión de dos generaciones, pero según Chiner, "es mucho más positivo hacerlo de la mano de la generación anterior".  Una consecuencia inevitable de todo esto proceso, como ha destacado Marcelino Blanco, director de Planificación Patrimonial de Andbank, es que "la crisis ha obligado a las empresas familiares a internacionalizarse", aunque en este proceso, y en relación con el relevo en la gestión, Blanco ha destacado que las nuevas generaciones "han tenido el privilegio de haber sido formadas por sus padres". Por eso, ha apuntado el directivo de Andbank, "estamos ahora donde estamos, saliendo de la crisis". Igualmente, en los contextos donde el acceso al crédito era muy complicado, Blanco ha recordado que "las familias han utilizado su propio músculo financiero", además de otras alternativas que cada día ganan más enteros, como la salida a cotización el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). La crisis también ha servido para que la empresa familiar brille en lo que mejor sabe hacer, el conocimiento de su negocio. "Tienes que seguir gestionando, tirando de tu equipo, de tus objetivos, de tu saber hacer", dice Ángel Rey, vicepresidente de ADEFAM y director general del grupo EUROBANAN. "La internacionalización y la inversión son dos pilares muy importantes, pero hay que escuchar mucho a los clientes para ofrecerles lo que desean", ha insistido Rey. Todas las medidas que han tomado han permitido a su compañía seguir en el mercado siendo actores importantes, a lo que Rey añade la importancia de una buena gestión profesional. "Hemos profesionalizado todo lo posible", en la familia y fuera de ella, resume. Todo ello no sería posible sin sentir la historia de la empresa familiar, los valores transmitidos de padres a hijos. "Defendemos en nuestra empresa los valores que están en nuestra familia e intentamos emocionarnos con nuestro trabajo todos los días", explica Eva Sánchez, directora de comunicación de FISAN. En su opinión, la colaboración entre ambas generaciones "es fundamental, y más en momentos de crisis". De hecho, en esos momentos complicados, dice Sánchez, "es mi padre quien ha puesto más ilusión". Y recuerda la ejecutiva: "Mi padre nos decía, aunque haya crisis, tenéis que seguir con la misma ética que esta empresa ha tenido siempre".